Caballos de san marcos

Caballos de san marcos

Busto de alejandro magno

Cuadriga TriunfalMeraviglie di VeneziaLa Cuadriga Triunfal es el grupo de cuatro caballos de bronce de la Basílica de San Marcos. Originalmente se encontraban en el exterior de la fachada, pero han sido sustituidos por réplicas y trasladados al interior para su protección.

No está claro cuándo se hicieron, pero parece que fueron llevados a Constantinopla y colocados en las puertas de salida del Hipódromo. Es posible que originalmente tuvieran un carro con conductor como parte de la escultura. Sin embargo, todo lo anterior a su traslado a Venecia es incierto. Está claro que los venecianos trajeron los caballos y los colocaron posteriormente en la fachada de San Marcos después de que los cruzados saquearan Constantinopla en 1204.  Mientras que la mayoría de las esculturas de bronce de Constantinopla fueron fundidas por los cruzados, esta pieza es, afortunadamente, una de las pocas que han sobrevivido. Cuando Napoleón capturó Venecia, la llevó a París y la colocó en el Arco del Triunfo del Carrusel, que ahora está coronado por otra cuadriga. La Cuadriga Triunfal ha influido en muchas otras cuadrigas.

Historia de la basílica de san marcos

Caballos de San Marcos (escultura (obras visuales); romana desconocida, quizá encargada por el emperador Septimio …; 300 a.C./400 d.C., más probablemente …; San Marcos (Venecia, provincia de Venecia, Véneto, Italia))

Nota: Grupo de cuatro caballos originalmente unidos a una cuadriga (carro de cuatro caballos), que los venecianos saquearon en 1204 del Hipódromo de Constantinopla y erigieron hacia 1265 en la fachada de la basílica. La fecha de los caballos es discutida, en algún momento entre el 300 a.C. y el 400 d.C.; sin embargo, la fecha temprana y la atribución al griego Lisipo es generalmente rechazada hoy en día. Los caballos se dieron a conocer a través de la difusión de copias en bronce a pequeña escala realizadas durante el primer Renacimiento; la influencia que ejercieron en Venecia y Padua, tan importante como la del Marco Aurelio en Roma, se puede apreciar en los primeros monumentos ecuestres que se conservan en estas ciudades, obra de los maestros del primer Renacimiento Donatello (1386/7-1466) y Andrés del Verrocchio (1435-1488). Permanecieron en San Marcos hasta que fueron saqueados por Napoleón en 1797; fueron devueltos en 1815. Las esculturas originales están ahora en el interior de San Marcos para protegerlas de los elementos y la contaminación, con réplicas en su posición al aire libre.

La guerra del saqueo y los caballos de san marcos

Originalmente formaban parte de un monumento que representaba una cuadriga -un carro de cuatro caballos utilizado en las carreras de cuadrigas-, las esculturas de «bronce» de tamaño natural son en realidad casi cien por cien de cobre. Aunque se sabe que formaban parte de un grupo escultórico que estuvo sobre el Hipódromo de Constantinopla durante siglos, fueron saqueadas cuando las fuerzas venecianas saquearon la capital del Imperio Bizantino en 1204. Transportadas a Venecia, serían instaladas en la fachada de la Basílica de San Marcos. Más de quinientos años después, en 1797, cuando sus fuerzas conquistaron la República de Venecia, Napoleón ordenó retirar los caballos de la basílica y llevarlos a París. Durante el Primer Imperio Francés se incluyeron en la cuadriga que coronaba el Arco del Triunfo del Carrusel, construido entre 1806 y 1808 según los diseños de Percier y Fontaine. Pero tras la derrota final del Emperador en Waterloo, los caballos fueron devueltos a Venecia y reinstalados en la fachada de San Marcos. Allí permanecieron hasta la década de 1980, cuando los daños causados por la contaminación atmosférica obligaron a retirarlos. Fueron sustituidos por copias exactas y los originales se conservan ahora en el interior de la basílica.

Juventud victoriosa

Los Caballos de San Marcos (en italiano: Cavalli di San Marco), también conocidos como la Cuadriga Triunfal, son un conjunto de estatuas de bronce de cuatro caballos, que originalmente formaban parte de un monumento que representaba una cuadriga (un carro de cuatro caballos utilizado para las carreras de carros). Los caballos se colocaron en la fachada, en la logia sobre el pórtico, de la basílica de San Marcos de Venecia, en el norte de Italia, tras el saqueo de Constantinopla en 1204. Permanecieron allí hasta que fueron saqueados por Napoleón en 1797, pero fueron devueltos en 1815. Las esculturas han sido retiradas de la fachada y colocadas en el interior de San Marcos para su conservación, con réplicas en su posición en la logia.

Las esculturas datan de la antigüedad clásica y se han atribuido de forma inverosímil[cita requerida] al escultor griego Lisipo del siglo IV a.C. La famosa estatua ecuestre de Marco Aurelio en Roma (c. 175 d.C.) ofrece un punto de comparación[1]. Sin embargo, algunos estudiosos afirman que la representación naturalista de los animales y la pericia técnica en la ejecución apuntan a un origen griego clásico[2]. Probablemente fueron creadas para rematar un arco de triunfo o algún otro edificio grandioso, quizás encargado por el emperador Septimio Severo. Es posible que se hicieran originalmente para la capital oriental de Constantinopla, y sin duda llegaron allí más tarde.

Caballos de san marcos
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad