Para que sirven las normas

Para que sirven las normas

¿qué importancia tienen las «normas» en las redes informáticas?

Las normas pueden ser voluntarias u obligatorias y, a medida que la tecnología y las necesidades cambian, se van superando. Son creadas por sociedades industriales y organismos gubernamentales, en Estados Unidos y en otros países. También son numerosas y van en aumento. El entorno normativo de Estados Unidos, analizado originalmente en el informe LaQue de 1961, ha sido poco coordinado y mucho más independiente entre los organismos emisores de normas. La situación es hoy un poco mejor, pero no mucho. Actualmente hay más de 550 organismos emisores de normas en Estados Unidos, frente a los 350 de 1961.

El resto del mundo también ha tomado medidas para mejorar la situación de las normas. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Instituto Nacional de Normalización de Estados Unidos (ANSI) ayudó a dos incipientes organizaciones internacionales, la Organización Internacional de Normalización (ISO) y la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), a aumentar su papel en el ámbito de las normas. Hoy en día, las normas internacionales son un área importante y en crecimiento, con más de 7000 normas ISO solamente.

->  Teoria del conocimiento de hume

qué es lo estándar en los negocios

Parece que estás usando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, puede ver resultados inesperados.

Una norma es un documento que proporciona requisitos, especificaciones, directrices o características que pueden utilizarse de forma coherente para garantizar que los materiales, productos, procesos y servicios son adecuados para su finalidad. – Organización Internacional de Normalización, ISO

Las normas y su desarrollo enmarcan, guían y normalizan casi todos los ámbitos de nuestra vida.    Por ejemplo, las normas en TI regulan la interoperabilidad entre una variedad de dispositivos y plataformas digitales, la producción estandarizada de varias piezas de máquinas permite una reparación y reproducción uniformes. La normalización en campos como la contabilidad, la sanidad o la agricultura promueve las mejores prácticas de la industria que hacen hincapié en la seguridad y el control de calidad.    Las normas reflejan los valores compartidos, las aspiraciones y las responsabilidades que, como sociedad, nos proyectamos unos a otros y a nuestro mundo.      Mantenerse informado sobre las normas más actuales puede impulsar la innovación y aumentar el valor de mercado de los esfuerzos de investigación y diseño de un ingeniero, así como promover el comercio internacional, que a su vez alimenta más innovación.

->  Jeroglificos para niños de primaria

tipos de normas

Las normas crean un clima de confianza en el mercado de bienes y servicios. Para los clientes, un producto o servicio certificado según una norma es un distintivo de calidad. Para las empresas, el cumplimiento de las normas puede proporcionar protección contra la competencia desleal y ayudar a infundir confianza a los consumidores.

Al ser una forma rentable de cumplir la normativa, las normas contribuyen a estimular el comercio tanto en los mercados nacionales como en los extranjeros. Muchos contratos del sector público están obligados a cumplir normas específicas.

ejemplos de normas

Fundada el 23 de febrero de 1947, la organización desarrolla y publica normas técnicas, industriales y comerciales a nivel mundial. Tiene su sede en Ginebra (Suiza)[3] y trabaja en 166 países.

La Organización Internacional de Normalización es una organización independiente y no gubernamental, cuyos miembros son las organizaciones de normalización de los 165 países miembros.[4] Es el mayor desarrollador de normas internacionales voluntarias del mundo, y facilita el comercio mundial al proporcionar normas comunes entre las naciones. Se han establecido más de veinte mil normas, que abarcan desde productos manufacturados y tecnología hasta seguridad alimentaria, agricultura y atención sanitaria[3].

El uso de las normas ayuda a crear productos y servicios seguros, fiables y de buena calidad. Las normas ayudan a las empresas a aumentar la productividad y a minimizar los errores y los residuos. Al permitir la comparación directa de productos de diferentes mercados, facilitan la entrada de las empresas en nuevos mercados y contribuyen al desarrollo del comercio mundial sobre una base justa. Las normas también sirven para salvaguardar a los consumidores y a los usuarios finales de los productos y servicios, garantizando que los productos certificados se ajustan a las normas mínimas establecidas internacionalmente[3].

Para que sirven las normas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad