Ello yo y superyo freud

Ello yo y superyo freud

Wikipedia

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

En la teoría psicoanalítica de la personalidad de Freud, el principio del placer es la fuerza motriz del yo que busca la gratificación inmediata de todas las necesidades, deseos e impulsos. En otras palabras, el principio del placer se esfuerza por satisfacer nuestros impulsos más básicos y primitivos, como el hambre, la sed, la ira y el sexo. Cuando estas necesidades no se satisfacen, el resultado es un estado de ansiedad o tensión.

Esta fuerza motivadora, que a veces se denomina principio placer-dolor, ayuda a impulsar el comportamiento, pero también quiere una satisfacción instantánea. Como puede imaginar, algunas necesidades no pueden satisfacerse en el momento en que las sentimos. Si satisfacemos todos nuestros caprichos cada vez que sentimos hambre o sed, puede que nos encontremos con un comportamiento que no es apropiado para ese momento.

Ejemplo de identificación

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

->  Tatuajes con nombres para mujeres

En la teoría psicoanalítica de la personalidad de Sigmund Freud, la fuerza del ego es la capacidad de éste para enfrentarse eficazmente a las exigencias del id, el superego y la realidad. Las personas con poca fuerza del ego pueden sentirse desgarradas entre estas demandas contrapuestas, mientras que las que tienen demasiada fuerza del ego pueden volverse demasiado inflexibles y rígidas. La fuerza del ego nos ayuda a mantener la estabilidad emocional y a hacer frente al estrés interno y externo.

Según Sigmund Freud, la personalidad se compone de tres elementos: el id, el ego y el super-ego.  El id está formado por todos los impulsos y deseos primarios y es la única parte de la personalidad presente al nacer. El super-ego es la parte de la personalidad que está compuesta por las normas y reglas interiorizadas que adquirimos de nuestros padres y de la sociedad. Es la parte de la personalidad que presiona a las personas para que se comporten moralmente. Por último, el ego es el componente de la personalidad que media entre las exigencias de la realidad, los impulsos del id y las normas idealistas, pero a menudo irreales, del super-ego.

Id, ego y superego

Este artículo puede presentar teorías marginales, sin dar el peso adecuado a la corriente principal, y explicar las respuestas a las teorías marginales. Por favor, ayude a mejorarlo o discuta el tema en la página de discusión. (Mayo 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El id, el ego y el super-ego son un conjunto de tres conceptos en la teoría psicoanalítica que describen agentes distintos e interactivos en el aparato psíquico (definido en el modelo estructural de la psique de Sigmund Freud). Los tres agentes son construcciones teóricas que describen las actividades e interacciones de la vida mental de una persona. En el modelo psicológico del ego de la psique, el id es el conjunto de deseos instintivos descoordinados; el super-ego desempeña el papel crítico y moralizador; y el ego es el agente organizado y realista que media, entre los deseos instintivos del id y el super-ego crítico;[1] Freud explicó que:

->  Temas de conversacion para romper el hielo

La importancia funcional del ego se manifiesta en el hecho de que, normalmente, el control sobre los planteamientos de la motilidad recae sobre él. Así, en su relación con el id, [el ego] es como un hombre a caballo, que tiene que contener la fuerza superior del caballo; con esta diferencia, que el jinete trata de hacerlo con su propia fuerza, mientras que el ego utiliza fuerzas prestadas. La analogía puede llevarse un poco más lejos. A menudo, un jinete, si no quiere separarse de su caballo, se ve obligado a guiar [al caballo] hacia donde quiere ir; así, de la misma manera, el ego tiene la costumbre de transformar la voluntad del id en acción, como si fuera la suya propia[2].

Diferencia entre ego y superego

Ejemplos de Id, Ego y Superego El id, el ego y el superego son nombres para las tres partes de la personalidad humana que forman parte de la teoría psicoanalítica de la personalidad de Sigmund Freud. Según Freud, estas tres partes se combinan para crear el comportamiento complejo de los seres humanos. Veamos varios ejemplos de id, ego y superego.

El id: Satisfacer las necesidades básicasEl id es la parte más básica de la personalidad. También representa nuestros impulsos más animales, como el deseo de comida y sexo. El id busca la gratificación instantánea de nuestros deseos y necesidades. Si estas necesidades o deseos no se satisfacen, la persona puede ponerse tensa, ansiosa o enfadada. El ego: Tratar con la realidadEl ego trata con la realidad, intentando satisfacer los deseos del id de una manera que sea socialmente aceptable en el mundo. Esto puede significar retrasar la gratificación y ayudar a deshacerse de la tensión que el id siente si un deseo no se satisface de inmediato. El ego reconoce que otras personas también tienen necesidades y deseos, y que ser egoísta no es bueno a largo plazo. El superego: añadir la moralEl superego se desarrolla en último lugar y se basa en la moral y en los juicios sobre el bien y el mal. Aunque el superego y el ego pueden llegar a la misma decisión sobre algo, la razón del superego para esa decisión se basa más en los valores morales, mientras que la decisión del ego se basa más en lo que pensarán los demás o en las consecuencias que podría tener una acción para el individuo.

Ello yo y superyo freud
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad