Recetas con gelatina neutra en láminas

Recetas con gelatina neutra en láminas

gelatina de ternera en polvo now foods

Si sólo ha utilizado la gelatina para preparar un lote de gelatina o un pudín de caja, se está perdiendo algo. A pesar de que se vende como un producto completamente insípido, la gelatina es uno de los mayores héroes desconocidos del mundo culinario. Se utiliza en innumerables preparaciones dulces y saladas, desde la cremosa panna cotta hasta el tierno y jugoso pastel de carne y todo lo demás.

Pero lo primero es lo primero: ¿Qué es exactamente? La gelatina envasada -la que se suele encontrar en paquetes de polvo o en finas láminas translúcidas- es una innovación relativamente reciente. No fue hasta finales de la década de 1890 cuando William Knox sacó al mercado su producto de sabor neutro; las primeras cajas de gelatina aparecieron pocos años después.

Aunque esa fue la primera vez que la gelatina se puso a disposición de los cocineros caseros, no era ni mucho menos una novedad en sí misma: La gelatina ha sido un elemento básico en la cocina desde que se guisa carne. Todo ello gracias al colágeno, un componente del tejido conectivo (el que se encuentra en el pescado y en las espinas o pieles de los animales)* que, cuando se calienta en líquido en condiciones adecuadas, se convierte en gelatina. Si alguna vez has hecho un guiso o un caldo de larga cocción y has encontrado el líquido gelificado después de una noche en la nevera, eso es gelatina en funcionamiento. En su forma natural, da a los caldos y a las salsas un cuerpo más espeso y una riqueza apetitosa. Extraída industrialmente y procesada en polvo o en láminas, también puede hacer mucho más.

relación entre las hojas de gelatina y el líquido

Económico y atractivo es este postre de fresa (más bien con sabor a fresa) que viene de perlas para prepararlo en este cada vez más cercano San Valentín. Lo haremos con gelatina instantánea, aunque podemos prepararlo nosotros mismos con fresas naturales y cola de pescado (láminas de gelatina neutra). La originalidad del postre radica en un creativo y colorido montaje y decoración.

1. Fundimos el chocolate en el microondas o al baño María para que quede cremoso y lo vertemos en el lápiz de cocina. 2. Escribimos un motivo romántico en el interior de las paredes del vaso con la ayuda del dispensador. Dejamos cuajar en la nevera.

2. Diluimos la mitad de los polvos de gelatina en la mitad de la cantidad necesaria de agua hirviendo. Una vez disuelta, añadimos el resto del agua pero esta vez muy fría. Comprobamos que el líquido de la gelatina no está caliente y lo vertemos en los vasos decorados. Los llenamos hasta la mitad más o menos. Refrigeramos para que cuaje la gelatina.

3. Ahora preparamos la gelatina utilizando nata en lugar de leche. Procedemos de la misma manera. Calentamos la mitad de la nata y diluimos la gelatina. Inmediatamente vertemos el resto de la nata muy fría, esperamos a que la nata se enfríe y la vertemos sobre la capa de gelatina que ya habíamos cuajado. Esperamos a que esta última capa de nata cuaje en la nevera al menos un par de horas.

gelatina para hornear vahine…

Económico y atractivo es este postre de fresa (más bien con sabor a fresa) que nos viene de perlas para prepararlo en este cada vez más cercano San Valentín. Lo haremos con gelatina instantánea, aunque podemos prepararlo nosotros mismos con fresas naturales y cola de pescado (hojas de gelatina neutra). La originalidad del postre radica en un creativo y colorido montaje y decoración.

1. Fundimos el chocolate en el microondas o al baño María para que quede cremoso y lo vertemos en el lápiz de cocina. 2. Escribimos un motivo romántico en el interior de las paredes del vaso con la ayuda del dispensador. Dejamos cuajar en la nevera.

2. Diluimos la mitad de los polvos de gelatina en la mitad de la cantidad necesaria de agua hirviendo. Una vez disuelta, añadimos el resto del agua pero esta vez muy fría. Comprobamos que el líquido de la gelatina no está caliente y lo vertemos en los vasos decorados. Los llenamos hasta la mitad más o menos. Refrigeramos para que cuaje la gelatina.

3. Ahora preparamos la gelatina utilizando nata en lugar de leche. Procedemos de la misma manera. Calentamos la mitad de la nata y diluimos la gelatina. Inmediatamente vertemos el resto de la nata muy fría, esperamos a que la nata se enfríe y la vertemos sobre la capa de gelatina que ya habíamos cuajado. Esperamos a que esta última capa de nata cuaje en la nevera al menos un par de horas.

más alimentos de primera calidad…

Si sólo ha utilizado la gelatina para preparar un lote de gelatina o un pudín de caja, se está perdiendo algo. A pesar de que se vende como un producto completamente insípido, la gelatina es uno de los mayores héroes desconocidos del mundo culinario. Se utiliza en innumerables preparaciones dulces y saladas, desde la cremosa panna cotta hasta el tierno y jugoso pastel de carne y todo lo demás.

Pero lo primero es lo primero: ¿Qué es exactamente? La gelatina envasada -la que se suele encontrar en paquetes de polvo o en finas láminas translúcidas- es una innovación relativamente reciente. No fue hasta finales de la década de 1890 cuando William Knox sacó al mercado su producto de sabor neutro; las primeras cajas de gelatina aparecieron pocos años después.

Aunque esa fue la primera vez que la gelatina se puso a disposición de los cocineros caseros, no era ni mucho menos una novedad en sí misma: La gelatina ha sido un elemento básico en la cocina desde que se guisa carne. Todo ello gracias al colágeno, un componente del tejido conectivo (el que se encuentra en el pescado y en las espinas o pieles de los animales)* que, cuando se calienta en líquido en condiciones adecuadas, se convierte en gelatina. Si alguna vez has hecho un guiso o un caldo de larga cocción y has encontrado el líquido gelificado después de una noche en la nevera, eso es gelatina en funcionamiento. En su forma natural, da a los caldos y a las salsas un cuerpo más espeso y una riqueza apetitosa. Extraída industrialmente y procesada en polvo o en láminas, también puede hacer mucho más.

Recetas con gelatina neutra en láminas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad