Receta de rabo de toro

Receta de rabo de toro

Tradiciones caribeñas rabo de buey marino…

He aquí un guiso de mediados de invierno de profunda fragancia y calor persistente, un guiso de viento alisio que surgió en Jamaica y se dirigió al norte. Es un guiso de rabo de buey, marrón y humeante, ligero con jengibre y tomillo, picante con pimienta de Jamaica y soja, un sabor del Caribe para calentar el corazón del invierno. Se puede preparar y comer hoy mientras se leen poemas de Derek Walcott mientras la tarde se convierte en añil, o dejar que se cure hasta alcanzar una mayor magnificencia durante la noche, y extender su salsa durante una semana. -Sam Sifton

Receta de rabo de buey jamaicano

Aunque antiguamente el rabo de buey era literalmente el rabo de un buey, hoy en día se refiere a cualquier rabo procedente de cualquier ganado, macho o hembra, pero normalmente de un buey. El rabo de buey es una pieza de carne singular pero maravillosa. Grueso en un extremo y delgado en el otro, con un hueso que recorre el centro, el rabo de buey se vende cortado en secciones, lo que significa que normalmente se obtienen unos cuantos trozos grandes y carnosos y otros muy pequeños. El rabo es uno de los cortes de carne más caros por kilo, y el 50% de su peso es sólo hueso. Pero también es uno de los cortes más suculentos cuando se prepara adecuadamente.

El rabo de buey, que en su día se consideraba un despojo de una vaca descuartizada, ha sido descubierto por chefs y gastrónomos y se ha convertido en un elemento básico de la cocina moderna, aunque las culturas caribeña, española e hispana hayan tratado este corte con reverencia durante cientos de años.

El rabo de buey tiene mucho cartílago y tejido conectivo, por lo que debe cocinarse a fuego lento y prolongado con calor húmedo. Uno de estos métodos es la cocción a fuego lento, que derrite todos los tendones y los convierte en gelatina, dando lugar a una carne sabrosa y a una salsa muy rica y deliciosa. Las ollas a presión también son una opción para cocinar el rabo de buey, pero nada supera el tiempo y la paciencia. El rabo de buey se sirve mejor con algo que absorba la salsa, como pasta, puré de patatas al ajo asado o polenta cremosa.

País de las montañas azules o…

Aunque antiguamente el rabo de buey era literalmente el rabo de un buey, hoy en día se refiere a cualquier rabo procedente de cualquier res, macho o hembra, pero normalmente de un buey. El rabo de buey es una pieza de carne singular pero maravillosa. Grueso en un extremo y delgado en el otro, con un hueso que recorre el centro, el rabo de buey se vende cortado en secciones, lo que significa que normalmente se obtienen unos cuantos trozos grandes y carnosos y otros muy pequeños. El rabo es uno de los cortes de carne más caros por kilo, y el 50% de su peso es sólo hueso. Pero también es uno de los cortes más suculentos cuando se prepara adecuadamente.

El rabo de buey, que en su día se consideraba un despojo de una vaca descuartizada, ha sido descubierto por chefs y gastrónomos y se ha convertido en un elemento básico de la cocina moderna, aunque las culturas caribeña, española e hispana hayan tratado este corte con reverencia durante cientos de años.

El rabo de buey tiene mucho cartílago y tejido conectivo, por lo que debe cocinarse a fuego lento y prolongado con calor húmedo. Uno de estos métodos es la cocción a fuego lento, que derrite todos los tendones y los convierte en gelatina, dando lugar a una carne sabrosa y a una salsa muy rica y deliciosa. Las ollas a presión también son una opción para cocinar el rabo de buey, pero nada supera el tiempo y la paciencia. El rabo de buey se sirve mejor con algo que absorba la salsa, como pasta, puré de patatas al ajo asado o polenta cremosa.

Condimento de rabo de toro de ocho ríos

Usos: El rabo de buey puede cocinarse con una variedad de ingredientes como cebollas, tubérculos y caldo o vino para hacer un rico guiso. Uno de los platos más conocidos de rabo de buey es la clásica sopa de rabo de buey de color marrón oscuro y rico sabor. El rabo de buey, un ingrediente muy popular en Asia, también combina bien con aromatizantes como la hierba de limón, el tamarindo y los chiles.

Para conservar: Conservar en el frigorífico en su envoltorio original o en un recipiente con tapa, debajo y lejos de los alimentos cocinados y de cualquier alimento listo para consumir. Conservar hasta la fecha de caducidad. Lavar bien las superficies de trabajo, las tablas de cortar, los utensilios y las manos después de tocar la carne cruda.

Para preparar: Retirar todos los envoltorios. Remojar el rabo de buey en agua fría durante 1 hora. Ponerlo en una cacerola con agua fresca, llevarlo a ebullición y cocerlo a fuego lento durante 10 minutos. Al remojar y escaldar el rabo de buey antes de cocinarlo se eliminan las impurezas.

Para cocinar: El rabo de buey requiere una cocción larga y lenta para obtener una carne tierna y suculenta. Debe cocinarse durante un mínimo de 3 horas para obtener los mejores resultados. Consulte la receta elegida para obtener instrucciones detalladas.

Receta de rabo de toro
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad