Receta de berenjenas con miel

Receta de berenjenas con miel

berenjena al horno con miel

Para obtener los trozos de berenjena más crujientes y bruñidos, no hay nada mejor que la fritura, y merece la pena hasta la última gota de aceite salpicada para conseguirlo. Este plato combina los lomos dorados de la berenjena frita con queso ricotta lechoso, láminas de ajo fritas, escamas de pimienta roja y un generoso chorro de miel. Se puede servir como primer plato, como guarnición o como plato principal ligero con una ensalada verde al lado. Tenga en cuenta que las berenjenas tiernas y jóvenes se cocinan mucho más rápido que las más densas y grandes, y merece la pena buscarlas aquí.

receta de berenjenas con miel

Con la actual coyuntura mundial, cada vez son más las personas que recurren a las cajas de entrega de productos en lugar de a la historia del supermercado.    Como resultado, la gente está recibiendo verduras con las que normalmente no cocina, y está buscando recetas.

También es apropiado porque esta semana es la Pascua, y la comida de inspiración marroquí como esta es a menudo un elemento básico para nuestra familia para la Pascua.    No hay granos ni chametz en esta berenjena marroquí glaseada con harissa y miel, dulce y picante.

Sudar una berenjena – espolvorear sal en la superficie y dejarla reposar – extrae la humedad extra de las células de la berenjena a través de un proceso llamado ósmosis. El disolvente (el agua de las células) siempre se desplazará desde una zona de baja concentración de sal (el interior de la berenjena) a una zona de alta concentración (el exterior salado de la berenjena), extrayendo el agua.

Soy Julie, una científica a tiempo completo que disfruta horneando cuando no está en el laboratorio. Aquí, en Bunsen Burner Bakery, comparto experimentos de cocina centrados en postres decadentes y cenas rápidas entre semana. Gracias por visitarme, ¡espero que encuentres algo delicioso! Leer más

berenjena a la miel

Con la actual coyuntura mundial, cada vez son más las personas que recurren a las cajas de entrega de productos en lugar de a la historia del supermercado.    Como resultado, la gente está recibiendo verduras con las que normalmente no cocina, y está buscando recetas.

También es apropiado porque esta semana es la Pascua, y la comida de inspiración marroquí como esta es a menudo un elemento básico para nuestra familia para la Pascua.    No hay granos ni chametz en esta berenjena marroquí glaseada con harissa y miel, dulce y picante.

Sudar una berenjena – espolvorear sal en la superficie y dejarla reposar – extrae la humedad extra de las células de la berenjena a través de un proceso llamado ósmosis. El disolvente (el agua de las células) siempre se desplazará desde una zona de baja concentración de sal (el interior de la berenjena) a una zona de alta concentración (el exterior salado de la berenjena), extrayendo el agua.

Soy Julie, una científica a tiempo completo que disfruta horneando cuando no está en el laboratorio. Aquí, en Bunsen Burner Bakery, comparto experimentos de cocina centrados en postres decadentes y cenas rápidas entre semana. Gracias por visitarme, ¡espero que encuentres algo delicioso! Leer más

receta de berenjenas al cúrate

Tradicionalmente, este plato andaluz se sirve con miel de caña, pero creo que la miel tiene un sabor más complejo. En toda España, hay una gama de miel tan variada como el paisaje. Cualquier tipo acentúa la cáscara crujiente y salada de estas rondas de berenjena. Mi toque personal aquí son las hojas de romero, que unen el sabroso bocado de la berenjena con la dulzura de la miel. El crujido salado-dulce de este plato lo convierte en el aperitivo ideal para cualquier comida de verano u otoño.

Vierta la leche en un bol mediano. Recorte la parte superior e inferior de la berenjena y pélela. Corte la berenjena en rodajas de 3/8 pulgadas de grosor. A medida que vaya cortando la berenjena, ponga las rodajas en el bol con la leche. Deberías obtener unas 12 rodajas, pero no pasa nada si tienes más o menos. La leche debe cubrir la berenjena. Si no lo hace, añade más. Apoye la berenjena con un plato pesado que se ajuste bien al bol para mantenerla sumergida. Cúbrala con papel de plástico y déjela en remojo toda la noche en el frigorífico.

Cuando esté listo para cocinar, llene una sartén grande con el aceite vegetal. Debe tener una profundidad de ½ pulgada; si no es así, añada más. Calentar el aceite a fuego medio hasta que un termómetro de lectura instantánea registre 350°F. Una pizca de harina debe chisporrotear al entrar en contacto con el aceite.

Receta de berenjenas con miel
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad