Donde habita el ajolote mexicano

Donde habita el ajolote mexicano

axolotl en peligro de extinción

La salamandra mexicana es una especie muy curiosa y única de salamandra de río. Este anfibio de origen mexicano se encuentra en los canales pantanosos de Xochimilco, aunque se han visto ejemplares en otras regiones. Su nombre significa monstruo de río por su aspecto. Se trata de un animal sumamente peculiar, ya que es el anfibio representativo de México que no sólo es llamativo a la vista, sino que forma parte de un sinnúmero de estudios científicos, pues tiene una cualidad única y especial: la regeneración de sus extremidades u órganos después de su pérdida o mutilación. ¿Puede creerlo?

Una cualidad única en el mundo animalDesde hace más de 150 años, la salamandra mexicana es objeto de estudio en innumerables laboratorios biológicos de todo el mundo. Los científicos se sienten profundamente atraídos por esta salamandra porque es el único animal de nuestro ecosistema capaz de regenerar el 100% de sus vértebras. Si un ajolote pierde una pata, es capaz de regenerarla completamente con cada uno de sus tejidos sin dejar siquiera una cicatriz. Más impresionante aún es que este pequeño anfibio es capaz de regenerar su médula espinal cuando sufre lesiones. Además, por si fuera poco, los estudios han demostrado que es capaz de regenerar sus propios tejidos cerebrales. Es un animal realmente único. El genoma de la salamandra tiene 32.000 millones de pares de bases de ADN, una cifra abismal comparada con la de los humanos. Esto le permite tener un sistema inmunológico tan complejo y es objeto de estudio, se cree que a largo plazo la salamandra servirá de enlace para los tratamientos de regeneración aplicados a los humanos, por lo que hay más salamandras en cautividad que en libertad.

datos curiosos sobre el ajolote

Los ajolotes no deben confundirse con la fase larvaria de las especies de salamandras tigre (A. tigrinum), estrechamente relacionadas, que están muy extendidas en gran parte de Norteamérica y que ocasionalmente se vuelven paedomórficas. Tampoco deben confundirse con las salamandras del fango (Necturus spp.), salamandras totalmente acuáticas de una familia diferente que no están estrechamente relacionadas con el ajolote pero que tienen un parecido superficial[5].

A partir de 2020[actualización], los ajolotes silvestres estaban cerca de la extinción[6][7] debido a la urbanización de la Ciudad de México y la consiguiente contaminación del agua, así como a la introducción de especies invasoras como la tilapia y la perca. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN) lo ha clasificado como especie en peligro crítico de extinción en estado salvaje, con una población decreciente de entre 50 y 1.000 individuos adultos, y como especie en peligro de extinción según el tratado CITES de la UICN. Los ajolotes se utilizan mucho en la investigación científica debido a su capacidad de regenerar extremidades, branquias y partes de sus ojos y cerebro[8]. Los ajolotes también se vendían como alimento en los mercados mexicanos y eran un elemento básico en la dieta azteca[9].

¿dónde viven los ajolotes?

Los ajolotes no deben confundirse con la fase larvaria de las especies de salamandras tigre (A. tigrinum), estrechamente relacionadas, que están muy extendidas en gran parte de Norteamérica y que ocasionalmente se vuelven paedomórficas. Tampoco deben confundirse con las salamandras del fango (Necturus spp.), salamandras totalmente acuáticas de una familia diferente que no están estrechamente relacionadas con el ajolote pero que tienen un parecido superficial[5].

A partir de 2020[actualización], los ajolotes silvestres estaban cerca de la extinción[6][7] debido a la urbanización de la Ciudad de México y la consiguiente contaminación del agua, así como a la introducción de especies invasoras como la tilapia y la perca. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN) lo ha clasificado como especie en peligro crítico de extinción en estado silvestre, con una población decreciente de entre 50 y 1000 individuos adultos, y como especie en peligro de extinción según el tratado CITES de la UICN. Los ajolotes se utilizan mucho en la investigación científica debido a su capacidad de regenerar extremidades, branquias y partes de sus ojos y cerebro[8]. Los ajolotes también se vendían como alimento en los mercados mexicanos y eran un elemento básico en la dieta azteca[9].

axolotl

El ajolote es un tipo de anfibio, concretamente una salamandra, que no se metamorfosea de forma natural. Normalmente, los anfibios tienen branquias y viven bajo el agua cuando son jóvenes, pero luego pierden las branquias, desarrollan pulmones y viven en tierra cuando son adultos.

Los axolotl también desarrollan pulmones. Aunque su principal método de respiración es a través de las branquias, ocasionalmente utilizan los pulmones para respirar el aire de la superficie del agua. Como viven en el agua toda su vida, siempre tienen cola y patas palmeadas para nadar.

Comen casi todo lo que pueden atrapar, incluidos peces, gusanos, moluscos e incluso insectos en la superficie del agua. Son presa de la perca y la tilapia, ambas especies invasoras, así como de las aves.

Los axolotl también se encuentran en los laboratorios de investigación. Se estudian porque, al igual que otras salamandras, el ajolote tiene la extraordinaria capacidad de regenerar las partes del cuerpo que le faltan. Eso significa que si un ajolote pierde una pata o una cola, le volverán a crecer, incluidos los huesos, los músculos y la piel. También pueden regenerar órganos, algo que los científicos esperan poder aplicar a los humanos algún día.

Donde habita el ajolote mexicano
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad